GUILLERMO MÁRMOL: “A la escena hardcore punk en Sudamérica le falta posición política”

Foto: Claudio Ortiz

Este sábado no pasará inadvertido para nadie. Este es el sábado del año donde despiertas con ese cosquilleo en el estomago que te dice “hoy es el día”. Ese cosquilleo que luego se transforma en ansias mientras viajas al lugar del show. Ansias que se transforman en nervio durante las horas previas esperando afuera del local que luego con el primer acorde se transforma en energía liberadora, agitadora y explosiva.

Si pudiera describir lo que es un show de Eterna Inocencia en una palabra diría “Liberación”. Liberar esas ansias acumuladas por meses o años en donde cantas a todo pulmón los himnos que te representan. Liberar esa rabia contra lo establecido, contra lo impuesto y saber que el que está a tu lado piensa igual. Que el chico que se lanza sobre ti en el slam solo quiere vomitar su rabia y que a pesar del caos, el respeto finalmente impera.

Ya con casi 30 años el cuerpo, que a ratos ya no te acompañan mucho, aún te levantas para disfrutar las 2 horas y 30 minutos que duró el show. Al terminar, no sólo esperas que el calor pase un poco sino también intentas de bajar de esa nube de sentimientos vividos, sabiendo que tienes la misión de entrevistar a Guille luego del show.

Luego de una breve charla junto al vocalista de Eterna Inocencia, dimos por finalizada la jornada. Esto fue lo que conversamos.

Han pasado más de 15 años viniendo a Chile, Cuales son los sentimientos a unos minutos de haber bajado del escenario.

La magia está intacta. Con Santiago, con la entrega de Santiago, como siente Santiago los recitales y también otras regiones porque había gente que venía de otros lugares. Así que en ese aspecto y como siempre decimos la magia está intacta digamos, y la verdad que lo vivimos cada vez con mayor conciencia te diría. Hace dos años que no veníamos, y no sé si es producto del tiempo, la edad pero realmente es algo que disfrutamos mucho. Venir, tocar y sentir el cariño y el respaldo de la gente, realmente a uno lo llena de buena energía, y buena predisposición para seguir tocando no?

Pensamos que hoy día fueron 2 horas y media de show, igual fue más extenso en comparación a años anteriores. Eso fue por algo en especial o porque se fue dando en el camino dentro del show.

En realidad medimos con números. Hacemos listas de 30 temas aproximadamente, más allá de la hora y siempre con alguna parte un poquito más rápida, algunas partes un poco más tranquilas, como temas que pudieron ver. Una seguidilla de temas tranquis, y después para lo último aceleramos un poco de nuevo. Tenemos como esa tenencia conceptual digamos. Empezar fuerte, al medio navegar un poco, descansar y disfrutar también los temas más tranquilos de la banda, y después retomar al final con algo así también mas motivador digamos.

Vienen terminando la presentación del disco “Entre llanos y antigales” que es un disco que viene a reafirmar lo que se trabajó en el “Eterna Inocencia” y que marca la diferencia entre los discos anteriores como “Las palabras y los ríos” y “La resistencia”. Hablemos un poco de este disco, Cómo se formó?

La verdad es que siento que hay una continuidad del “EI” y que cada vez me da la sensación de que hacemos mejor la utilización de las herramientas para grabar por ejemplo. Bueno eso lo hace particularmente Roy, el se encarga pero creo que explota cada vez mejor las cualidades digamos de esas herramientas. Creo que no queremos hacer una obra de mierda, es decir hacer canciones por hacer canciones, letras por letras… Entonces eso hace que cada disco tenga su tiempo, y hoy estemos en 5 o 6 años entre disco y disco, que suele ser un tiempo más que considerable. Pero bueno, a la vez al tener nuestro propio tiempo y nuestro propio sello discográfico no tenemos necesidad de editar música basura. No hay ningún apuro, y si sabemos o consideramos que hay obra buena, que el último disco para mi es el mejor disco de Eterna Inocencia.

Ustedes ocuparon mucho “los tiempos marginales” para la realización del disco, como publicaron recientemente en un sitio. Eso también favoreció a la realización de este disco.

Y de pulirlo. Tomamos los temas como desafíos, entonces sobre eso componemos, amasamos como le decimos nosotros. Quitamos partes, sumamos, modificamos. Es un proceso, pero bueno.. Cuando tenés compañeros desde hace muchos años también hay una dinámica que fluye, y eso hace todo más fácil.

En cuanto a la escena hardcore punk en Sudamérica, crees que todavía el tema de la autogestión sigue siendo una herramienta válida para llegar a la gente.

Hoy yo no te puedo dar un diagnóstico muy certero de lo que ocurre en la escena, porque nosotros nos juntamos y armamos los recitales de manera circunstancial. Si tenemos una manera de hacer las cosas que responde quizás a un momento histórico y formativo para nosotros pero lo cierto es que estamos pisando casi los 40 años. Y en muchos casos doblamos a muchos de los músicos que ahora están comenzando, teniendo bandas digamos. Nosotros tocamos una vez cada 30 a 40 días, invitamos bandas que nos gustan y escuchamos, pero no estamos yendo todos los fines de semana a conciertos, entonces no me siento capacitado para quizás elaborar un argumento al respecto. Pero bueno, también siento que a diferencia de años anteriores quizás le falta un poco de posición política a la escena. Esa es mi percepción. Quizás sea errónea, pero es lo que siento. En Argentina tuvimos ahora una reacción de la centroderecha o de la derecha con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, y la verdad que siempre fue mucho más fácil pegarle a un empresario neoliberal furioso. Más difícil fue cuestionar un gobierno que estuvo más de una década y que tuvo desde mi punto de vista una característica, un componente fuertemente burgués. Con un discurso, pero sólo un discurso digamos para los sectores medios o populares.

En base a lo mismo, qué opinas sobre lo que está pasando con los gobiernos como el chileno o el de Brasil en donde se han dado muchos casos de corrupción, crisis económicas. Como ves el panorama sociopolítico en Sudamérica y como nos afecta.

Nosotros más que como individuales o colectivos, reivindico el hecho de tocar como estamos tocando. No hay mucha discusión al respecto, honestamente. La manera de como nosotros planteamos las cosas, de manera horizontal, de forma cooperativa, solidaria sigue siendo la misma forma primigenia con la que nosotros nos formamos. Entonces ahora tenemos que insistir sobre ese concepto. Y en esta ofensiva neoliberal que estamos teniendo en Latinoamérica producto de una serie de gobiernos de carácter jacobino, digamos de pequeña burguesía pero burguesía en fin. Toda esta reacción de la gran burguesía empresarial tiene su cuota de responsabilidad en el periodo anterior. Así que ahora hay que continuar más que nunca. Es un momento clave para nosotros.

Para ir cerrando, que es lo que se viene para Eterna Inocencia.

Por ahora tocar. Nosotros tocamos una vez por mes o un poco más, y la verdad es que nos estamos juntándonos para componer. Tenemos bases sueltas, así que si me preguntas por el próximo disco, te digo por ahí por el 2026, a lo Pink Floyd jajaja. Son 20 años de banda, de una banda que no se dedica exclusivamente a eso, sino más bien a todo lo contrario. Adecuar nuestra cotidianeidad que en 20 años por supuesto que ya no es la misma. Te mentiría que es exactamente la misma que hace 20 años atrás. Insisto todavía estar tocando parece ya un acto increíble de resistencia.

Palabras finales.

Gracias como siempre por el espacio. Este es un fanzine referente así que siempre agradecido por el espacio y bueno a su disposición para lo que necesiten. Un abrazo fraternal!

Síguenos en Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

@OPCIONDEVIDA en Instagram

@OPCIONDEVIDA en Twitter

GUILLERMO MÁRMOL: “A la escena hardcore punk en Sudamérica le falta posición política”

Foto: Claudio Ortiz

Este sábado no pasará inadvertido para nadie. Este es el sábado del año donde despiertas con ese cosquilleo en el estomago que te dice “hoy es el día”. Ese cosquilleo que luego se transforma en ansias mientras viajas al lugar del show. Ansias que se transforman en nervio durante las horas previas esperando afuera del local que luego con el primer acorde se transforma en energía liberadora, agitadora y explosiva.

Si pudiera describir lo que es un show de Eterna Inocencia en una palabra diría “Liberación”. Liberar esas ansias acumuladas por meses o años en donde cantas a todo pulmón los himnos que te representan. Liberar esa rabia contra lo establecido, contra lo impuesto y saber que el que está a tu lado piensa igual. Que el chico que se lanza sobre ti en el slam solo quiere vomitar su rabia y que a pesar del caos, el respeto finalmente impera.

Ya con casi 30 años el cuerpo, que a ratos ya no te acompañan mucho, aún te levantas para disfrutar las 2 horas y 30 minutos que duró el show. Al terminar, no sólo esperas que el calor pase un poco sino también intentas de bajar de esa nube de sentimientos vividos, sabiendo que tienes la misión de entrevistar a Guille luego del show.

Luego de una breve charla junto al vocalista de Eterna Inocencia, dimos por finalizada la jornada. Esto fue lo que conversamos.

Han pasado más de 15 años viniendo a Chile, Cuales son los sentimientos a unos minutos de haber bajado del escenario.

La magia está intacta. Con Santiago, con la entrega de Santiago, como siente Santiago los recitales y también otras regiones porque había gente que venía de otros lugares. Así que en ese aspecto y como siempre decimos la magia está intacta digamos, y la verdad que lo vivimos cada vez con mayor conciencia te diría. Hace dos años que no veníamos, y no sé si es producto del tiempo, la edad pero realmente es algo que disfrutamos mucho. Venir, tocar y sentir el cariño y el respaldo de la gente, realmente a uno lo llena de buena energía, y buena predisposición para seguir tocando no?

Pensamos que hoy día fueron 2 horas y media de show, igual fue más extenso en comparación a años anteriores. Eso fue por algo en especial o porque se fue dando en el camino dentro del show.

En realidad medimos con números. Hacemos listas de 30 temas aproximadamente, más allá de la hora y siempre con alguna parte un poquito más rápida, algunas partes un poco más tranquilas, como temas que pudieron ver. Una seguidilla de temas tranquis, y después para lo último aceleramos un poco de nuevo. Tenemos como esa tenencia conceptual digamos. Empezar fuerte, al medio navegar un poco, descansar y disfrutar también los temas más tranquilos de la banda, y después retomar al final con algo así también mas motivador digamos.

Vienen terminando la presentación del disco “Entre llanos y antigales” que es un disco que viene a reafirmar lo que se trabajó en el “Eterna Inocencia” y que marca la diferencia entre los discos anteriores como “Las palabras y los ríos” y “La resistencia”. Hablemos un poco de este disco, Cómo se formó?

La verdad es que siento que hay una continuidad del “EI” y que cada vez me da la sensación de que hacemos mejor la utilización de las herramientas para grabar por ejemplo. Bueno eso lo hace particularmente Roy, el se encarga pero creo que explota cada vez mejor las cualidades digamos de esas herramientas. Creo que no queremos hacer una obra de mierda, es decir hacer canciones por hacer canciones, letras por letras… Entonces eso hace que cada disco tenga su tiempo, y hoy estemos en 5 o 6 años entre disco y disco, que suele ser un tiempo más que considerable. Pero bueno, a la vez al tener nuestro propio tiempo y nuestro propio sello discográfico no tenemos necesidad de editar música basura. No hay ningún apuro, y si sabemos o consideramos que hay obra buena, que el último disco para mi es el mejor disco de Eterna Inocencia.

Ustedes ocuparon mucho “los tiempos marginales” para la realización del disco, como publicaron recientemente en un sitio. Eso también favoreció a la realización de este disco.

Y de pulirlo. Tomamos los temas como desafíos, entonces sobre eso componemos, amasamos como le decimos nosotros. Quitamos partes, sumamos, modificamos. Es un proceso, pero bueno.. Cuando tenés compañeros desde hace muchos años también hay una dinámica que fluye, y eso hace todo más fácil.

En cuanto a la escena hardcore punk en Sudamérica, crees que todavía el tema de la autogestión sigue siendo una herramienta válida para llegar a la gente.

Hoy yo no te puedo dar un diagnóstico muy certero de lo que ocurre en la escena, porque nosotros nos juntamos y armamos los recitales de manera circunstancial. Si tenemos una manera de hacer las cosas que responde quizás a un momento histórico y formativo para nosotros pero lo cierto es que estamos pisando casi los 40 años. Y en muchos casos doblamos a muchos de los músicos que ahora están comenzando, teniendo bandas digamos. Nosotros tocamos una vez cada 30 a 40 días, invitamos bandas que nos gustan y escuchamos, pero no estamos yendo todos los fines de semana a conciertos, entonces no me siento capacitado para quizás elaborar un argumento al respecto. Pero bueno, también siento que a diferencia de años anteriores quizás le falta un poco de posición política a la escena. Esa es mi percepción. Quizás sea errónea, pero es lo que siento. En Argentina tuvimos ahora una reacción de la centroderecha o de la derecha con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, y la verdad que siempre fue mucho más fácil pegarle a un empresario neoliberal furioso. Más difícil fue cuestionar un gobierno que estuvo más de una década y que tuvo desde mi punto de vista una característica, un componente fuertemente burgués. Con un discurso, pero sólo un discurso digamos para los sectores medios o populares.

En base a lo mismo, qué opinas sobre lo que está pasando con los gobiernos como el chileno o el de Brasil en donde se han dado muchos casos de corrupción, crisis económicas. Como ves el panorama sociopolítico en Sudamérica y como nos afecta.

Nosotros más que como individuales o colectivos, reivindico el hecho de tocar como estamos tocando. No hay mucha discusión al respecto, honestamente. La manera de como nosotros planteamos las cosas, de manera horizontal, de forma cooperativa, solidaria sigue siendo la misma forma primigenia con la que nosotros nos formamos. Entonces ahora tenemos que insistir sobre ese concepto. Y en esta ofensiva neoliberal que estamos teniendo en Latinoamérica producto de una serie de gobiernos de carácter jacobino, digamos de pequeña burguesía pero burguesía en fin. Toda esta reacción de la gran burguesía empresarial tiene su cuota de responsabilidad en el periodo anterior. Así que ahora hay que continuar más que nunca. Es un momento clave para nosotros.

Para ir cerrando, que es lo que se viene para Eterna Inocencia.

Por ahora tocar. Nosotros tocamos una vez por mes o un poco más, y la verdad es que nos estamos juntándonos para componer. Tenemos bases sueltas, así que si me preguntas por el próximo disco, te digo por ahí por el 2026, a lo Pink Floyd jajaja. Son 20 años de banda, de una banda que no se dedica exclusivamente a eso, sino más bien a todo lo contrario. Adecuar nuestra cotidianeidad que en 20 años por supuesto que ya no es la misma. Te mentiría que es exactamente la misma que hace 20 años atrás. Insisto todavía estar tocando parece ya un acto increíble de resistencia.

Palabras finales.

Gracias como siempre por el espacio. Este es un fanzine referente así que siempre agradecido por el espacio y bueno a su disposición para lo que necesiten. Un abrazo fraternal!

Síguenos en Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

@OPCIONDEVIDA en Instagram

@OPCIONDEVIDA en Twitter